Diadermine – Desde 1904 nuestra prioridad ha sido el cuidado facial.

diadermine_com_in_article_images_600x800

Las raíces de Diadermine tienen origen en Francia a principios del siglo XX. En 1904 dos hermanos llamados Giambattista y Cornelio Bonetti compraron la patente de Diadermine, una emulsión de agua en aceite de consistencia muy ligera utilizada por farmacéuticos para producir sus ungüentos caseros ("pomadas") y por médicos para la limpieza de las manos y el cuidado de la piel.

Usando esta fórmula como base, los hermanos crearon un tratamiento dermatológico de belleza. Al principio se vendía solo en farmacias, pero el famoso pequeño tarro con tapa de aluminio pronto también se distribuió en perfumerías y droguerías comerciales. Diadermine se convirtió rápidamente en la "crème médicale” (crema farmacéutica).

Diadermine se convierte en el primer cosmético de cuidado facial en recibir el sello de calidad ECARF.

diadermine_com_universe_ecarf_480x430

Productos de cuidado facial certificados por ECARF. Nuestra investigación dermatológica desarrolla soluciones expertas para el cuidado facial bajo estrictas directrices de formulación. Los productos para el cuidado de la piel de Diadermine están certificados como especialmente formulados para minimizar los riesgos de alergia por el Centro Europeo para la Investigación de la Alergia (ECARF).

 

De acuerdo con su lema, "Para una vida mejor con alergias", el Sello ECARF sirve como guía para que las personas con alergias encuentren productos y servicios adecuados.

 

El sello de calidad ECARF es una certificación independiente otorgada a productos y servicios que mejoran de manera demostrable la vida de las personas alérgicas. Desde su creación en 2006, ha sido otorgado a diferentes productos y servicios.

 

En los productos con certificación ECARF, los ingredientes que pueden causar alergias se han substituido específicamente por sustancias menos alergénicas. Además, las concentraciones de los ingredientes con un bajo potencial alergénico están reguladas para mantenerse en los niveles lo suficientemente bajos como para que el sistema inmunológico normalmente no reaccione ante ellos. El fabricante está obligado a realizar una evaluación detallada de seguridad con respecto a todos los alérgenos posibles en la composición del producto, y documentarla con pruebas cutáneas. Los fabricantes cuyos productos llevan el sello ECARF se comprometen además a proporcionar información detallada y asesoramiento personalizado a los consumidores que lo soliciten.

 

El sello de calidad ECARF sirve como una excelente guía para las personas que tienen una piel extremadamente sensible o han sido diagnosticadas de alergias de contacto. Mediante la certificación de los productos para el cuidado de la piel de Diadermine, ECARF los aprueba como especialmente formuladas para minimizar el riesgo de alergia y certifica su idoneidad para las pieles extremadamente sensible o con alergias.