Consejos | Consejos de belleza

Cómo cuidar la piel en cada estación

Primavera, verano, otoño e invierno: al igual que en la naturaleza, nuestra piel experimenta el ritmo de las estaciones. Y, por ello, tiene que adaptarse a los cambios estacionales.

La exposición a la luz solar, la temperatura y la humedad son los factores que más influyen en nuestra piel, y deben tenerse en cuenta en nuestras rutinas de cuidado cutáneo.

Explicaremos qué es importante en el cuidado estacional de la piel y brindaremos algunos consejos útiles para mantener tu piel saludable durante todas las temporadas.

Cuidado adecuado de la piel en primavera

No es solo la naturaleza lo que vuelve a la vida después del invierno. En nosotras se afianza la sensación de la primavera, nuestro metabolismo aumenta y nos volvemos más activos. Nuestra piel también se prepara para la nueva temporada y necesita un tipo de cuidado diferente. Pero, después de los meses oscuros de invierno, nuestra piel se vuelve sensible y muy seca. Por lo general, se recomiendan productos de cuidado de la piel suaves y neutros. Del mismo modo, cremas con un alto contenido de hidratación y menos aceite. Los tipos de piel seca pueden usar productos grasos para el cuidado de la piel como de costumbre.

3 consejos Diadermine para cuidar la piel en primavera

Cuidado adecuado de la piel en verano

Más sol, más calor, más humedad y menos producto: en verano, el cuidado de tu piel debe adaptarse a la estación más cálida. El aumento de las temperaturas y la humedad nos hacen sudar más. Nuestra piel se vuelve más grasa y tiende a desarrollar imperfecciones.

 

La característica especial del cuidado de la piel en verano es la protección UV y los productos antiedad con una textura ligera. Básicamente, cuanto más claro sea su tipo de piel, mayor será el factor de protección solar (FPS). En general, el FPS debe ser de al menos 20. Esto evita la pigmentación no deseada, como las manchas de la edad, pero también las quemaduras solares, que hacen que la piel se pele.

3 consejos Diadermine para cuidar la piel en verano

Cuidado adecuado de la piel en otoño

Entre frío y húmedo, soleado y cálido: en otoño, el clima es muy variado y particularmente exigente para la piel. Pero no son solo los cambios de temperatura, el viento y la lluvia los que ejercen presión sobre la piel.

 

También se ve afectada cuando comenzamos a usar la calefacción. El refuerzo, la nutrición y la protección son ahora las palabras clave para un buen cuidado de la piel en otoño.

 

Ahora es el momento de las exfoliaciones regenerativas, las mascarillas hidratantes y los tratamientos intensivos. Básicamente, la piel ahora necesita productos de cuidado con un FPS más bajo y, en su lugar, ingredientes más grasos, dependiendo del tipo de piel.

 

Aloe Vera o cosméticos con ingredientes marinos (algas, minerales, lodo de arcilla) ayudan. Importante: Cambia el cuidado de tu piel progresivamente; cambiar demasiado rápido puede causar imperfecciones en la piel.

3 consejos Diadermine para cuidar la piel en otoño

El cuidado adecuado de la piel en invierno

Frío polar afuera, calor extremo dentro. El invierno es una temporada de extremos que todos los tipos de piel tienen que enfrentar. El metabolismo de la piel se apaga, lo que debilita el flujo sanguíneo. Se suministran menos oxígeno y nutrientes a la piel, y la renovación celular es más lenta.

 

El resultado: sequedad, sensación de tirantez y picazón. La piel pierde luminosidad y se ve pálida. Al mismo tiempo, la película protectora natural, compuesta de sudor y sebo, se debilita. Cuanto más bajas son las temperaturas, menos sebo produce la piel y más delgada se vuelve la película protectora.

 

Con el cuidado adecuado de la piel, esta se ve sana y flexible en invierno. Como regla general, se deben usar productos para el cuidado de la piel con un alto contenido de aceite.

3 consejos Diadermine para cuidar la piel en invierno